1331 reproducciones Compartir Tweet

TORREJÓN DE ARDOZ

La villa de Torrejón de Ardoz es un municipio de la Comunidad de Madrid, España. Torrejón de Ardoz tiene una población de 126.878 habitantes (2014). Desde un punto de vista socioeconómico, Torrejón está encuadrado dentro del denominado Corredor del Henares y en diversos aspectos, se considera parte del área metropolitana de Madrid. Su rápido crecimiento durante el siglo XX conllevó que su casco urbano se haya desarrollado en paralelo a la autovía A-2 Madrid-Barcelona.
Tiene 32 km2 de superficie. Torrejón de Ardoz está situada en un estratégico enclave: a 20 km de la Puerta del Sol de la Villa de Madrid, muy cercano al Aeropuerto de Madrid-Barajas, al Recinto ferial Juan Carlos I, comunicado directamente con la A-2, además de con la vía férrea Madrid-Barcelona, la autovía de circunvalación M-50 y la carretera M-206 hacia Loeches y Ajalvir. Se sitúa bajo la influencia de Madrid por un lado y Alcalá de Henares por otro. A pesar de todo Torrejón de Ardoz cada vez es menos dependiente de estas dos ciudades.[cita requerida] Torrejón se sitúa además en la Vega del Henares limitando con este río por el sur y transcurriendo por el municipio tres pequeños arroyos: el Ardoz (que da nombre al municipio), el Pelayo y el del Valle. Una pequeña fracción de su territorio (4 ha) está incluida en el Parque Regional del Sureste.
La primera presencia humana se sitúa en el calcolítico, aproximación basada en los restos hallados en la zona. Es en el siglo XI cuando tras construir el Castillo de Aldovea, se crea la aldea de Torrejón de Ardoz. En el año 1118 el reino de Castilla bajo el reinado de Alfonso VII, reconquistó Alcalá y su tierra, en la que se incluye la fortificación fronteriza de Torrejón.
El asentamiento depende administrativamente de la cercana Alcalá, cabeza del alfoz o Comunidad de Villa y Tierras de Alcalá, hasta 1554, momento en el que la población se independiza de aquella ciudad tomando el título de villa y pasa a depender directamente del Arzobispado de Toledo.
En 1575 y después del intento de algunos caballeros de comprar la villa, el rey Felipe II accede a los deseos de los vecinos incorporando la villa al Patrimonio Real, y quedando por tanto el Rey como único señor de esas tierras.
En 1843 ocurrió en la villa una batalla de una cierta importancia, la Batalla de Torrejón de Ardoz, que fue punto clave de un pronunciamiento militar que produjo un cambio de gobierno en España. Si bien fue pequeña y con pocas bajas, es su mayor hecho histórico del siglo XIX.
En 1906, Mateo Morral tras atentar contra el Rey Alfonso XIII y su mujer, consiguió escapar de Madrid pero el 2 de junio fue reconocido por varias personas en un ventorrillo cercano a Torrejón de Ardoz, donde se detuvo para comer. Estas personas avisaron a un guarda jurado particular de campo, Fructuoso Vega, que tras algunas averiguaciones, le conminó a seguirle. Se entregó pacíficamente, pero cuando era conducido por el guarda al cuartelillo de Torrejón de Ardoz, lo mató de un tiro y se suicidó a continuación.
Su cuerpo como el del guarda fueron mostrados en el ayuntamiento del pueblo hasta que se los llevaron a Madrid a las pocas horas.
Hasta el siglo XX, la villa tenía una economía esencialmente agrícola y ganadera. Es a partir de los años 40 cuando se empiezan a realizar obras públicas importantes en el municipio, como la instalación de la Base Militar de Automovilismo y el centro experimental del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). En 1955 se instala la Base Aérea Norteamericana, en virtud de los acuerdos del régimen de Franco con los EE. UU. En 1992 los estadounidenses se retiran y desde entonces la base aérea, que incluye numerosas instalaciones como hospital, hotel, campo de golf, etc. está bajo control completo del Ministerio de Defensa español.